«

»

HIPOCRESÍA

 

UN DESPACHO. INTERIOR. POR LA MAÑANA

Dos hombres están sentados en un despacho que parece de un centro oficial, con un escritorio de madera de calidad, cortinajes caros y librerías de estilo inglés. Uno de los hombres está sentado tras la mesa, con gesto adusto y probablemente enfadado. El otro, con poco pelo y cara de no haber roto nunca un plato se mantiene cabizbajo, como si aguardara a recibir una buena bronca.

M’EIRO

¿No te das cuenta de que me estáis jodiendo la vida un poco entre todos?

F’DEZ

Hombre M’eiro serán ellos los que te putean. Conmigo precisamente puedes contar para parar todas esas insidias que te agobian a ti tanto como a mí.

M’EIRO

Que te crees tú eso. Con las chorradas que dices lo único que haces es complicarme la vida.

F’DEZ

Pero Jefe, o les tengo dicho a todos los míos que frenen esas investigaciones, que las retrasen y, si hace falta, que escondan las pruebas.

M’EIRO

(mueve la cabeza de un lado al otro en un gesto de desesperación)

Creo que cada día eres más tonto

F’DEZ

(indignado)

¿Es  que no te lo crees? Presidente, cada día me como un marrón por ti, mis hombres me señalan, murmuran a mis espaldas… ¡Sé que me acusan de prevaricación en voz baja! Y todo por ti y por la causa, porque yo no fui precisamente de esos que durante años pillaron…

M’EIRO

(grita)

¿Pero eres gilipollas? ¿De qué cojones estás hablando?

F’DEZ

Pues de B’nas, ¿no? El que repartía toda esa pasta de la que yo, por cierto, no vi un duro porque soy de provincias.

M’EIRO

Si cuando yo digo que eres subnormal. No me refiero a eso, memo, sino a esas tonterías que vas diciendo sobre la familia.

F’DEZ

(con una sonrisa de alivio)

¡Ah, coño, haberlo dicho antes! Eso es lo de menos, no iba por ti. Tú has cumplido.

M’EIRO

Obligado

F’DEZ

Bueno, pero has cumplido, ya tienes dos churumbeles, aunque hayas recurrido a la vía científica en lugar de la genital. ¡Tú ya has cumplido con la especie!

M’EIRO

Nada, si cuando digo que eres tonto del culo no es por casualidad.

F’DEZ

(desconcertado)

¿Y ahora qué te pasa?

M’EIRO

Nada, que estás a por uvas, hijo. Lo que te quiero decir, cretino, es que  con esas declaraciones, M’son se pone muy nervioso y se cansa de esperarme en el pazo, ya me ha dicho dos veces que a ver cuándo me divorcio para casarnos. Y me pone en un apuro que no veas.

F’DEZ

Bah, tonterías. M’son ya sabe que tú te debes a los tuyos y si no lo acepta, que coja el petate. Lo primero es la imagen y no dar que hablar.

M’EIRO

Hipócrita.

F’DEZ

Amén.

 

 

 

 

 

 

Be Sociable, Share!

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Markos

    A pesar de la ironía…muy realista. Podría ser parte del guión de una serie sobre lo que hay detrás de las corbatas que nos dirigen.
    Salu2

    1. Paco Galván

      Sí, y dentro de sus corazones, si es que tiene algo ahí en la caja torácica.

  2. Atila el Huno

    Ciertamente, esta serie de relatos es cojonuda. Merecería ser representada… para escarnio de hipócritas y regocijo de víctimas!!

    Saludos!!

    1. Paco Galván

      Gracias, Atila. La ironía y el sarcasmo es la mejor forma de poner de manifiesto las miserias humanas, es como mejor destacan.

  3. Juan Carlos López

    Imagen en diferido, como diría la Lola. Catódica y católica. Predicadores sarnosos que predican contra la sarna. Así nos va…

    Ironía y sarcasmo, cierto. Pero a ver si le vas a coger cariño a la criatura.

    Iba a poner un enlace, pero no me deja.

    1. Paco Galván

      No te preocupes, Juan Carlos, que a este es difícil cogerle cariño. Demasiada mierda en los calzones.
      Lo que no sé es por qué no puedes enlazar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.