«

»

TODAVÍA FALTA MUCHA DINAMITA

La reelección de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE es un paso más para la expulsión del Gobierno del Partido Podrido, pero aún falta mucha dinamita para desalojarlo de La Moncloa.

Nadie duda ya hoy día de que la victoria de Susana Díaz hubiera supuesto un respiro para los intereses mezquinos y personales de los barones socialistas,aunque una catástrofe para el futuro de la izquierda, como ya dije en otra entrada de esta web relacionada con el asunto.

Pero la dinamita llegará. Y lo hará en forma de nuevos casos de corrupción porque, no lo duden, el grano está a medio reventar. La putrefacción que emana del Partido Podrido  es inmensa, solo comparable a la que generó el régimen franquista, del que no solo es heredero ideológico.

Al contrario que en una lavandería, mucha mierda hará falta para que los incondicionales de Mariano y sus apandadores se despeguen de ese partido. Porque el núcleo duro de los votantes del Partido Pútrido parece que no se convence ni aunque vea a sus dirigentes metiéndole personalmente la mano en el bolsillo para robarle la cartera.

La elección de Sánchez ha hecho que muchos votantes de Podemos (antes del PSOE), vuelvan a mirar a Ferraz. Si el nuevo secretario general no comete imprudencias no le será difícil distanciar electoralmente a Podemos y aproximarse al PP. Ello no será solo debido a la podredumbre que carcome al partido más votado o a la ilusión generada por  Sánchez, sino por la deriva surrealista en que ha entrado el partido de Pablo Iglesias  desde que Íñigo Errejón se llevó la brújula.

Como he dicho en otro lugar, El problema de Podemos es mucho más grave que el de otros partidos. Ha dilapidado una fuerza tan enorme como no se veía en España desde 1976. El “delito” de Iglesias es de dimensiones épicas y se irá apreciando mejor con el paso de los años. Él solo (apoyado por un grupo de irresponsables palmeros)  ha sido capaz de causar una decepción similar a la de todo el resto del sistema político en su conjunto, solo que en tiempo récord. Es imperdonable.

Tal como están las cosas, auguro que tras los próximos comicios generales, Podemos se convertirá en el cuarto grupo parlamentario, sobrepasado por un Ciudadanos nutrido de votantes que huyen del PP. Podemos se convertirá en una especie de Izquierda Unida ampliada pero ya muy lejos del sorpasso y del papel preponderante que buscaban sus dirigentes y que tan neciamente dilapidaron después de tenerlo al alcance de la mano.

Está por ver si el PSOE da alcance al PP en esa carrera.

El futuro de la izquierda, al menos de esta que conocemos, pasa por aglutinar en el mismo equipo a Sánchez, Errejón y Alberto Garzón. Esta SEG sería mejor que la BBC del Real Madrid o la MSN del Barcelona. Goma dos para los corruptos peperonis.

Por soñar que no quede.

 

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.